Redactores Profesionales

Corregimos o escribimos sus textos y usted se dedica a vivir.
Somos trabajadores de la palabra, especialistas en la redacción y corrección profesional de libros, boletines, informes, artículos, documentos legales, crónicas, cartas, contenidos de páginas web, folletos, entrevistas y demás escritos editoriales, empresariales e institucionales.

Artículos recientes

info@redactores.org

+57 321 468 6727

0
  • No hay productos en el carrito.
Subir

Cómo usar la coma

Cómo usar la coma

 

Los signos de puntuación son los signos del sentido, del significado. Son una ayuda eficaz para el que escribe, como para el que lee.

  • Precisan el sentido de las oraciones.
  • Favorecen la entonación.
  • Sirven para expresar estados de ánimo.
  • Indican algunos matices de expresión.

 

La coma indica una breve pausa en la lectura; no es una pausa respiratoria, como nos enseñaron en la remota infancia, sino que guarda relación con lo que se quiere decir, con matices, con emociones.

 

Estos son los casos más comunes en los que es indispensable utilizar la coma:

 

1. Separa elementos de una enumeración, siempre que entre ellos no figuren las conjunciones y, ni, o. Por ejemplo: Colombia exporta café, banano, petróleo, esmeraldas, textiles y flores.

 

En la despensa había peras, uvas, naranjas y bananos.

 

2. Separa palabras o expresiones que insertan elementos aclaratorios o explicativos, por ejemplo: Desde que se fue, hace ya más de un mes, no he sabido nada de él.

 

Un inserto aclaratorio o explicativo puede ser el autor o la obra de donde se toma una cita, por ejemplo: A partir de mañana, dijo el gerente, saldremos todos de vacaciones.

 

Agua que no has de beber, dice el refrán, déjala correr.

 

3. Evita repetir un verbo, por ejemplo: Esther estudia costura; Rebeca, música; Zoraida, modas.

 

Carlos aprende inglés; José, portugués; Gabriel, chino.

 

A Juan le gusta el pan; a Pedro, el ponqué.

 

4. Diferencia al vocativo, que son palabras con las que llamamos la atención a las personas, las invocamos o les damos órdenes, por ejemplo: Por favor, María, abre la puerta. María, abre la puerta. Abre la puerta, María. Hijo, conduce con cuidado.

 

5. Para separar las proposiciones de una oración compuesta, por ejemplo: Eso no es cierto, pero es interesante.

 

6. Cuando el sujeto de la oración es muy largo, se separa con una coma de los otros elementos constitutivos de la oración, por ejemplo: El tener que huir de enemigos que atentan contra la propia vida, debe ser muy desagradable.

 

7. Para separar oraciones enlazadas por la conjunción y, con el fin de evitar equívocos, por ejemplo: A Pedro le gustaba el trabajo, y el ocio lo consideraba absurdo.

 

8. Permite evitar ambigüedades, por ejemplo: Enrique, lo sabía todo Jaime o Enrique lo sabía todo, Jaime.

 

9. Delante del pronombre que explicativo, especialmente si puede caber duda de si debe interpretarse como tal o como especificativo, por ejemplo: Gaste la leche, que puede dañarse (si se suprime la coma se comprende que hay leche en otros recipientes y que solo debe gastarse la que se puede dañar).

 

10. Delante del pronombre que explicativo cuando está separado de su antecedente, por ejemplo: Aerolito es un fragmento de bólido, que cae sobre la Tierra (sin la coma, el que cae podría ser el bólido).

 

11. Delante de y, u, o, cuando enlaza elementos en los cuales ya existen esas conjunciones, por ejemplo: Almorzamos y comemos en el hotel, y desayunamos en la universidad.

 

12. Separa expresiones que sirven de conexión entre oraciones y párrafos, como: por consiguiente, por tanto, sin embargo, y así, en fin, no obstante, por una parte, por otra parte, en consecuencia, por lo demás, es decir, en conclusión, por último, finalmente, etc. Por ejemplo: Faltaron personas, sin embargo, la reunión estuvo interesante.

 

13. Después de oraciones subordinadas que se anteponen a la oración principal, por ejemplo: Cuando hayas terminado, avísame (Si se invierte el orden de los elementos de la oración, no habría necesidad de utilizar la coma, por ejemplo: Avísame cuando hayas terminado).

 

Otro ejemplo: Sin que nadie se diera cuenta, desapareció de la reunión (la coma se hace innecesaria al invertir el orden de estas oraciones).

 

14. Cuando es preciso hacer notar que una oración o un complemento se relaciona, no con la palabra que le precede inmediatamente, sino con otra más lejana a toda la oración, por ejemplo: Obligar a alguien a hablar, con habilidad (aquí se trata de “obligar con habilidad”; sin la coma, se estaría obligando a “hablar con habilidad”).

Donaldo Donado
Donaldo Donado

donaldo.donado@gmail.com

Sin comentarios

Deja un comentario